miércoles, 13 de mayo de 2009

MANUEL ALEXANDRE

-Yo he nacido a muchas edades. Según las edades biológicas que he tenido, hesido una persona distinta. El ser humano cambia mucho con el uso, ¿verdad?

-Yo no creo nada en mí. Uno de los dolores de mi vida es no poder creer en Dios,en lo religioso. La gran injusticia es dar a la persona vida, conocimiento ysentido crítico..., y no poder saber que hay después. El que tiene fe, tiene unprivilegio. Yo no.

-Los viejos importan menos porque tienen menos interés. Si uno fuera Einstein

tendría interés, pero los viejos no interesan.
-Del azar no sabemos nada. Vamos en brazos del azar. Cuanto más fundamentales

son las cosas menos sabemos de ellas.

-La mujer que usa su atractivo hace bien..., nos ha jodido, no lo va a tirar. Yo soy un mujeriego porque tengo en un alto concepto a las mujeres, me gustan mucho. Ser mujeriego es un elogio.

-No tengo nostalgias porque nunca he creído en lo que estaba viviendo.

-Suelo coger el teléfono por si es la vida.

-Yo no quiero ser mortal. Si llego a viejo quiero que no se acabe. Si me dan aelegir, con las condiciones que yo ponga, salud y talento, pido ser inmortal.


(Extracto de la entrevista, diario "El Mundo", de Noviembre de 2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario